Bastante sencillo solo agregamos -g al final del comando con la resolución deseada por ejemplo.

rdesktop 10.0.0.10 -g 1024×728

Con el comando anterior se abrirá una sesión remota con un resolución de 1024 por 768 pixeles.

Categorías: Linux

A %d blogueros les gusta esto: